Thursday, July 17, 2008

Reconociendo la nueva zona

Hace casi un mes nos mudamos al nuevo centro y todavía quedan cosas por hacer. Particularmente los fines de semana están cargados de compras, reuniones, arreglos en la casa, etc. Además estoy practicando en Tabla los viernes y sábados en la noche, así que me levanto un poco tarde (9:30 - 10) y no rindo tanto como cuando estoy bien descansada.

Así que nos hemos dedicado a explorar la zona en busca de lugares triple B para comer. La casa queda en Chama, a 3 cuadras de Benavides y 1 de Tomás Marsano. La primera semana no fue muy buena. El primer día fuimos a Papa John's, no sé por qué si cada vez que comemos pizza de alguna cadena comercial extrañamos Buenos Aires. Creo que fue porque era lo que teníamos más cerca. Después caimos en un restaurante misio de parrilla que queda también en Benavides, por Caminos del Inca. Yo vi la carta y no me provocó nada, Alvaro pidió un churrasco con papas y ensalada que, según me contó, estuvo tan malo como el servicio. Saliendo de ahí fuimos a un chifa que queda a unos cuantos metros para que yo comiera. Pedimos un menú de sopa y combinado, Alvaro me gorreó un poco. Era un chifa promedio, de los que abundan en Lima.

También tenemos cerca el Tip Top. Yo no he ido desde que nos mudamos pero Alvaro sí un par de veces. Es uno de los 2 únicos fast foods que nos gustan (el otro es Pasquale Hnos).
Otro día caímos en la cebichería que queda al costado del Banco de la Nación. Creo que no tiene nombre. Es un lugar angosto con un par de mesas y una mesa alta, tipo barra con bancos altos. Venden un combo de cebiche, chicharrón, chilcano y chicha a 7 soles. También otros platos (jalea, arroz con mariscos, etc.) a 10 soles. Yo pedí un combo y Alvaro una jalea. El cebiche estaba normal, aunque un poco salado. El chilcano también estaba respetable, pero con las frituras no pasaba nada. Salimos con la sensación de pesadez que nos da, por ejemplo, los churros de la Av. Schell.

Creo que el mismo día habíamos tomado de desayuno un pie de limón en una pastelería misia que queda camino al óvalo Higuereta. No estaba feo, pero tampoco bueno.

El sábado pasado estuvimos "rasqueteando" (¿existe esa palabra?) las paredes de la fachada interna de la casa. A las 3 pm y con un hambre brutal nos dirigimos al chifa Nuevo Mundo, también en la Av. Benavides. Pedimos 2 menús para 2 personas que estuvieron bastante buenos (creo que eran así: uno con pollo en trozos al tausí, media docena de wantanes y chaufa de pollo, el otro con pollo enrollado en salsa de tamarindo y chaufa de chancho, cada uno con una gaseosa de medio litro).

Al día siguiente tuvimos la intención de almorzar en el caldo de gallina que está a la altura del puente peatonal pero había cola, así que caminamos un poco y decidimos escoger el bueno conocido: la panadería Wilton's. Comimos pastel de choclo, pastel de acelga, pastel de alcachofa, empanada de espinaca al roquefort, jugo de lúcuma con leche y jugo surtido. Todo muy rico. El punto flaco del lugar es la atención, confunden los pedidos y a veces demoran en atender.

Para momentos desesperados tenemos un grifo a una cuadra, en Tomás Marsano. Es un Primax, que tiene precios más caros que Repsol, pero está abierto 24 horas.

Todavía queda mucho por conocer!

2 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Por esa zona hay muchos lugares mediocres.

24 July 2008 at 23:20:00 GMT-5  
Blogger dairokkan said...

Es verdad. Viendo el vaso medio lleno, es conveniente cuando falta liquidez, como es nuestro caso ahora.

25 July 2008 at 08:38:00 GMT-5  

Post a Comment

<< Home